Atrás

ARTIS acoge el II Foro de Cocina Rural dela provincia de Valladolid

12/11/18

ARTIS acoge el II Foro de Cocina Rural dela provincia de Valladolid

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, elogia a las diez cocinera veteranas homenajeadas en el Foro, a las que calificó como ejemplo de una hostelería comprometida y entrañable en el medio rural
Los hosteleros vallisoletanos demandaron que se busquen fórmulas o herramientas para proteger con una figura de calidad el pichón de Tierra de Campos, la lechuga de Valladolid y el Queso de Villalón

Imagen

Portillo, 12 de noviembre de 2018. El II Foro de Cocina Rural de Valladolid cumplió con el objetivo marcado: reunir a pequeños hosteleros que ofrecen comidas procedentes de un centenar de poblaciones de las distintas comarcas de Valladolid. La Diputación Provincial organizó este foro, dirigido por el periodista Javier Pérez Andrés, ideado para potenciar el restaurante local y el recetario tradicional.

El momento más entrañable del foro fue el homenaje y reconocimiento que se hizo a diez mujeres que reunían los valores de la cocina provincial. Fueron destacadas en esta edición María Concepción Cocho, de Villabrágima; María Jesús Calvo, de Sardón de Duero; Martina Bachiller, de Montemayor de Pililla; Esperanza Negro, de Urueña; Carmela Serna, de Villardefrades; Milagros Andrés, de Medina del Campo; María Ángeles Pastor, de Tudela de Duero; Enriqueta Román, de Santovenia de Pisuerga; Teresa de la Mota, de Velascálvaro y Arancha Ozcariz, de Medina del Campo. Todas ellas recibieron de manos del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, acompañado del vicepresidente, Víctor Alonso, de la diputada de Cultura, Inmaculada Toledano y del alcalde de Portillo, José Ignacio Álvarez, un diploma como reconocimiento a su aportación a la gastronomía tradicional.

Jesús Julio Carnero ha destacado la importancia de las mujeres en la cocina rural tradicional, “la cocina de verdad, la cocina que nos conecta con nuestras raíces. Ellas son las grandes heroínas de que sus pequeñas empresas hayan salido adelante y además con un alto nivel de calidad”.

Tras 6 horas de intensa actividad con un formato que permitió las intervenciones constantes de los asistentes, se llegó a una serie de conclusiones que incrementarán el patrimonio gastronómico de la provincia. En primer lugar, todos los asistentes reivindicaron la protección y la iniciación de los trámites para amparar con una figura de calidad tres alimentos de esencia vallisoletana: el pichón de Tierra de Campos, el queso de Villalón y la lechuga de Valladolid. Respecto al pichón y el queso se argumentó la alarma frente a la posible desaparición de dos productos emblemáticos. En cuanto a la lechuga de Valladolid, poniendo de ejemplo la lechuga de Medina en las Merindades de Burgos, se destacó su singularidad y el desconocimiento que se tiene de la misma.

Por otro lado, los asistentes, en bloque, se pronunciaron a favor de rescatar del olvido e incluir en la cocina de Valladolid los platos elaborados en distintas variantes de sopas de ajo, pichón, perdiz, codorniz, patatas a la importancia, bacalao, conejo, caracoles, cangrejo, piñones, queso, espárragos, sopa de almendra, berros y cardos. Todos estos platos fueron seleccionados por los asistentes entre decenas de recetas. En este sentido, el II Foro de la Cocina Rural instó a los responsables de la política turística de la región a que se actualice el recetario tradicional que, desde la Junta de Castilla y León, se llevó a cabo hace una década, por considerar que es un patrimonio muy documentado que puede facilitar el florecimiento de nuevos platos.

Compartir en Redes Sociales